Cuáles son los órdenes sucesorales o de herencia

7-8-11

  1. los descendientes, es decir, a los hijos del difunto, sean estos legítimos, adoptivos o extramatrimoniales debidamente reconocidos, recibiendo ellos la herencia por partes iguales.

En este primer orden sucesoral, el cónyuge no tiene derechos hereditarios y solamente puede escoger entre los gananciales y, la porción conyugal, según más le convenga.  Por ejemplo: si una persona deja 100 millones de pesos, 50 corresponderán a la esposa (como gananciales) o esposo o compañero o compañera permanente y los otros 50 millones se repartirán entre los hijos.

La cónyuge puede optar por porción conyugal, renunciando a dichos gananciales, a cambio de la denominada porción conyugal que, de haber hijos, equivaldría a la misma parte que recibiría un hijo.

Si hay compañero(a) permanente tendrá derecho a que se liquide la unión patrimonial, correspondiéndole el 50% de los bienes que se adquirieron conjunta o individualmente por los compañeros permanentes después de haber transcurrido dos (2) años de convivencia.

  • De no haber descendientes, heredan los padres si están vivos, pero si estos fallecieron, heredan los abuelos en caso de que estén vivos.

Con los ascendientes, hereda el cónyuge pudiendo optar por los gananciales (el 50% de la sociedad conyugal). Pero al no existir hijos, si renuncia a los gananciales y opta por la porción conyugal, le correspondería la cuarta parte (25%) de los bienes del fallecido.

El compañero permanente sea o no del mismo sexo de fallecido tendría los mismos derechos.

  • En caso de que no haya hijos ni padres o abuelos, heredan los hermanos y el cónyuge o compañero permanente.

El compañero permanente sea o no del mismo sexo de fallecido tendría los mismos derechos.

  • A falta de hermanos y cónyuge o compañero permanente, heredan los sobrinos.
  • en caso de que no haya otros parientes, hereda el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Ejemplo de cómo se liquida una herencia:

Supongamos que pedro falleció y tenía tres hijas y su esposa Manuela. Dejó 120 millones de pesos.

  1. Como Pedro dejó hijos la viuda tendría derecho a la mitad de la sociedad conyugal, a ella corresponderá el 50 por ciento de los bienes de la sociedad conyugal y la otra mitad se repartirá entre tantos hijos haya dejado Pedro, por partes iguales.

Manuela recibirá entonces 60 millones de pesos y los otros 60 millones de pesos se repartirán entre las hijas de Pedro,  por lo que corresponderían 20 millones a cada una.

NOTA:  Si la mayoría de los bienes que dejo Pedro los tenía antes de casarse o los recibió dentro del matrimonio, pero como una herencia, a Manuela casi no le correspondería nada pues estos bienes no hacen parte de la sociedad conyugal.

En este caso manuela podrá renunciar a los gananciales y pedir a cambio la porción conyugal, con lo que será tomada como si se tratara de un hijo más.

Siendo las hijas del difunto Pedro: Juana, carolina y Amparo, a ellas tres se agregará la viuda y, en consecuencia, cada una de ellas recibirá la cuarta parte de la herencia, o sea, 30 millones de pesos.

  • En caso de que pedro no hubiera tenido hijas, pero si padres aún vivos, hereda también la viuda.

Si la mayoría de los bienes los obtuvo Pedro por haberlos comprado durante la vigencia del matrimonio, a Manuela le podría convenir escoger gananciales  (la mitad de la sociedad conyugal ) y recibirá lo siguiente:

60 millones de pesos por gananciales y otros 20 millones de pesos como herencia (total 80 millones) , equivalente a la tercera parte de la masa sucesoral que asciende a 60 millones de pesos. 20 millones de pesos para cada padre y 20 para Manuela.

  • De no tener ni hijos, ni padres o abuelos,  heredan la cónyuge y los hermanos del difunto.

A Manuela le corresponderán por gananciales 60 millones de pesos, o sea la mitad de bienes de la sociedad conyugal. Los 60 millones restantes se dividen así: La mitad para la cónyuge y la otra mitad para los hermanos.

Entonces a Manuela le tocarán 90 millones de pesos (60 por gananciales y 30 por herencia) y, a los hermanos, solamente 30 millones de pesos para repartírselos entre ellos por partes iguales.

  • Si no hay hijos, padres, abuelos ni hermanos, heredan los sobrinos en representación de sus respectivos padres, o sea , de los hermanos del difunto que hayan fallecido antes que Pedro.  La viuda recibirá lo mismo que se indicó en el ejemplo anterior.
  • Si pedro no dejo hijos, padres, abuelos , hermanos ni sobrinos, todo le corresponderá a la viuda.

Si tampoco hay viuda heredera el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

¿Ha sido de utilidad este artículo?

Artículos relacionados