¿En qué casos no aplica la garantía?

6-1-42

El productor o proveedor se exonerará de la responsabilidad por la garantía, cuando demuestre que el defecto en el producto proviene de:

1. Fuerza mayor o caso fortuito;

2. El hecho de un tercero;

3. El uso indebido del bien por parte del consumidor, y

4. Que el consumidor no haya atendido las instrucciones de instalación, uso o mantenimiento indicadas en el manual del producto y en la garantía. Esta causal no podrá ser alegada si no se ha suministrado manual de instrucciones de instalación, uso o mantenimiento en idioma castellano

Es deber del productor que el contenido del manual de instrucciones este acorde con la complejidad del producto.

PRESTACIÓN DE SERVICIOS QUE SUPONEN LA ENTREGA DE UN BIEN.

¿El estatuto del consumidor se aplica a servicios de reparación de bienes, tales como talleres automotores, centros de reparación de electrodomésticos etc?

SI y en estos casos los servicios  están sometido a las siguientes reglas:

  1. Quien preste el servicio debe expedir un recibo del bien en el cual se mencione:

* la fecha de la recepción, y el nombre del propietario o de quien hace entrega,

* su dirección y teléfono

* la identificación del bien y la clase de servicio

* las sumas que se abonan como parte del precio

*  el término de la garantía que otorga por el servicio, y si es posible determinarlos en ese momento, el valor del servicio y la fecha de devolución.

Tenga en cuenta que cuando en el momento de la recepción no sea posible determinar el valor del servicio y el plazo de devolución del bien, el prestador del servicio deberá informarlo al consumidor en el término que acuerden para ello, para que el consumidor acepte o rechace de forma expresa la prestación del servicio.

De dicha aceptación o rechazo se dejará constancia, de tal forma que pueda ser verificada por la autoridad competente; si no se hubiere hecho salvedad alguna al momento de entrega del bien, se entenderá que el consumidor lo entregó en buen estado.

  1. Quien preste el servicio asume la custodia y conservación adecuada del bien y, por lo tanto, de la integridad de los elementos que lo componen, así como la de sus equipos anexos o complementarios, si los tuviere.

¿Ha sido de utilidad este artículo?

Artículos relacionados