¿Qué personas no se tiene o no se deben que vacunar?

2-5-42

Una vacuna está contraindicada cuando el riesgo de reacciones adversas debidas a la vacunación sea superior al riesgo de padecer la enfermedad si no nos vacunásemos.

Las siguientes son circunstancias en las que no se aconseja la vacunación:

  • Alergia a algún componente de la vacuna (por ejemplo, los alérgicos al huevo no se pueden vacunar con fiebre amarilla o influenza).
  • Enfermedades infecciosas que cursen con fiebre alta y durante el período de convalecencia.
  • Enfermedades crónicas si en el momento de la vacunación la persona está descompensada.
  • Durante el embarazo están contraindicadas las vacunas vivas atenuadas (triple viral, fiebre amarilla, BCG, anticolérica, etc), excepto cuando el riesgo de infección inminente sea elevado. Las vacunas hechas a partir de microorganismos muertos no están contraindicadas, aunque se recomienda evitarlas durante el primer trimestre de embarazo.
  • Personas con alteraciones inmunitarias (por ejemplo, personas que padezcan leucemia u otras neoplasias, VIH o SIDA, 
  • Personas que reciben tratamiento prolongado con corticoides, radioterapia u otros fármacos inmunosupresores).
  • Personas a quien se le haya administrado inmunoglobulinas o productos que las contengan (plasma, transfusiones sanguíneas, productos hemáticos, etc.). Deben esperar mínimo 12 semanas o un determinado tiempo antes de ser vacunadas.
  • A los niños que padezcan algún trastorno o enfermedad neurológica no se les puede administrar la vacuna DTP (difteria, tétanos y tos ferina) hasta que no se haya estabilizado la enfermedad.
  • Otras enfermedades que cursen con inflamación (hepatitis, nefritis, tuberculosis).

¿Ha sido de utilidad este artículo?

Artículos relacionados