Ya no quiero continuar con mi compañero(a) permanente.

7-6-22

Legalmente basta que tome la decisión y simplemente deje de convivir con la persona, pero siempre es recomendable declarar su disolución.

Cuando hay hijos menores de edad, o bienes que hacen parte de la sociedad patrimonial de hecho es recomendable que luego de la separación de los compañeros, se acuda a una audiencia de conciliación ante un centro de conciliación, para que se defina la fijación de una cuota alimentaria; la custodia de los menores, que por regla general queda en manos de la madre; el régimen de visitas de los menores a favor del padre que no tiene la custodia, etc.

En caso de existir bienes, adquiridos por cualquiera de los compañeros luego de los dos años de convivencia, es importante declarar, dentro del año siguiente a la terminación de la relación, la existencia de la unión marital de hecho, para luego disolver y liquidar el patrimonio común, de manera que se le adjudique a cada uno de los ex compañeros, la parte que le corresponde (50% para cada uno).

¿Ha sido de utilidad este artículo?

Artículos relacionados